BUSCAR

Cargando...

martes, 24 de abril de 2012

ORIGEN Y EVOLUCIÓN DE LA PENA (parte 1)


Ángel Maza López

De acuerdo a los documentos que relatan la historia de la humanidad, la primera etapa de la vida del hombre ha sido identificada como comunidad primitiva, donde no existió el derecho en ninguna de sus formas, todo se regulaba de acuerdo a la moral y la costumbre. Con relación a las personas que causaban un mal a otro ser humano, el ofendido recurrió a la venganza para hacer prevalecer sus derechos. La venganza se asumió inicialmente de forma individual y luego de manera colectiva.

Con el devenir del tiempo, y debido al desarrollo de las creencias religiosas se incorpora a las costumbres primitivas ideas sobrenaturales, de tal manera que quien ejecutaba un acto contrario a las buenas costumbres ofendía la divinidad, y para evitar la reacción negativa de los dioses, realizaban actos de sacrificio.

Con respecto al surgimiento de las leyes, Platón escribió: “el género humano ha sido destruido muchas veces por diluvios, enfermedades y otros accidentes semejantes, de que solo se pudieron salvar muy pocas personas, perdiéndose no solo la cultura, sino las tradiciones y por lo mismo la legislación de esas civilizaciones, y conservándose únicamente la tradición oral… De ahí que, las primeras manifestaciones del derecho han sido la tradición oral, la costumbre, la norma de tradición que luego se concreta en ley escrita. Las leyes resultaron, en esos tiempos primitivos, de los usos y costumbres y del examen de los representantes de las familias o clanes sobre esos usos, quienes luego de examinar lo más conveniente “debieron proponerlos a los jefes del clan y jefes de familias[1].

Al surgir la escritura, la costumbre es remplazada por la ley pero sin olvidar en su totalidad elementos característicos de la primera que constituyó en sus inicios la fuente principal del derecho. Cabe destacar asimismo que en sus inicios, no existió distinción entre derecho civil y derecho penal.

Además de la costumbre como elemento fundamental inicial en el surgimiento del derecho, también cabe anotar y más precisamente en el surgimiento del derecho penal la acción de venganza, que como se dijo era una reacción en contra de quien ejecutaba un mal. Al respecto Luigi Ferrajoli manifiesta que históricamente, “el derecho penal nace no como desarrollo, sino como negación de la venganza; no en continuidad, sino en discontinuidad y conflicto con ella. Y se justifica no con el fin de garantizarla, sino con el de impedirla… En este sentido bien se puede decir que la historia del derecho penal y de la pena corresponde a la historia de una larga lucha contra la venganza. El primer paso de esta historia se produce cuando se regula como derecho-deber privado, incumbente a la parte ofendida y a su grupo de parentesco según los principios de la venganza de la sangre y la regla del talión. El segundo paso, bastante más decisivo, tiene lugar cuando se produce una disociación entre juez y parte ofendida, y la justicia privada –las represalias, los duelos, los linchamientos, las ejecuciones sumarias, los ajustes de cuentas- no sólo se jeda sin tutela sino que se prohíbe[2]. En consecuencia, el derecho penal nace (a criterio del tratadista) cuando la relación bilateral parte ofendida / ofensor es sustituida por una relación trilateral donde interviene una autoridad judicial.



[1] PLATÓN. “Las Leyes” Libro III. Consultado el 25 de octubre de 2011. Disponible en: http://www.filosofia.org/cla/pla/img/azf09145.pdf
[2] FERRAJOLI, Luigi. “Derecho y Razón. Teoría del Garantismo Penal”. Editorial Trotta S.A. Madrid, 1995. Pág. 333 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tus opiniones. Si tu comentario requiere respuesta, pronto te responderemos por este medio.